Carnívoros/ Imprescindibles/ Intermedio, un poco más de trabajo

Pollo frito estilo Kentucky

P1120619P1120625 Hoy me planto en las antípodas de una receta veraniega perfecta para la operación bikini (insertar risa maléfica). Esto es algo que quería hacer hace muuuucho tiempo. Es una de esas cosas que de pequeña me rechiflaba y que al hacerme mayor (y adquirir ojos y consciencia) he dejado de comer: El pollo de Kentucky. Ese pollo frito y grasiento que las últimas veces que recuerdo haber pisado un Kentucky ha ocasionado malos recuerdos.

Pero como todo en esta vida hay una versión buena y otra mala. El famoso pollo de Kentucky, no es sólo el pollo de Kentucky, sino una forma de preparar el pollo frito tradicional del sur de los Estados Unidos. Extendido por las comunidades afroamericanas, era una receta barata y sencilla y sí, casera! Así que antes de que existiera ese engendro de la comida rápida la gente hacía esto en sus casas con pollos de procedencia bonita y aceites buenos y esas cosas, que es lo que vamos a hacer aquí. Es bastante simple, requiere como todo en la vida, un poquito de amor y ser valientes para encender las hornillas con estos calores! Aquí va mi versión, que no es la receta original, por aquello de que no sé seguir recetas y esas cosas…os la dejo.

Ingredientes

  • Pollo troceado ( yo usé muslitos de pollo de corral, pero podéis usar la parte del pollo que más os guste)
  • 2 tazas de Harina blanca (normalita)
  • 1 lata de cerveza (cualquiera)
  • sal
  • pimienta
  • comino en polvo
  • pimentón dulce
  • aceite de girasol
  • ajo en polvo

Hay que hacer una masa, una mezcla de aprox. de una taza de harina (depende de cuanto pollo vayáis a hacer, claro) con la cerveza, tiene que tener una textura de masa liquida, parecida a la tempura o a un puré, a ésta masa le añadimos sal, pimienta, ajo en polvo, comino y pimentón. Removemos bien y metemos los trozos de pollo sin piel en ella, que se embadurnen bien y los dejamos reposar una horita. Las especies originales son otras, podéis ponerle las que más os gusten!

Pasada esa hora colocamos en un bowl una taza de harina con las mismas especias pero sin la cerveza, o sea en seco. Calentamos abundante aceite en un cazo o si tenéis freidora, estupendo.

Cuando el aceite esté bien caliente a fuego medio-alto para que no se nos queme, vamos a coger el pollo de la masa húmeda y a pasarlo por la harina seca, lo rebozamos bien pero sin demasiada delicadeza (para que se hagan grumos y esas cosas que luego os van a gustar) y los freímos hasta que estén bien dorados, aprox. unos 10 minutos para que el pollo se haga bien. Si veis que se dora demasiado, bajar el fuego.

Los sacamos a un papel de cocina a escurrir y listo! Os recomiendo un Domingo de pollo frito en vuestras vidas mientras os ponéis al gran Johnny Cash de banda sonora!

P1120622

You Might Also Like