Browsing Tag:

apples

    Dulces/ Intermedio, un poco más de trabajo

    Tarta de manzanas salteadas

    Hoy sigo con las manzanas. ¿Os he dicho ya que soy fan de la manzana reineta? Pues eso, que soy fan. Hoy lo que toca es una tarta de manzanas salteadas en mantequilla, ron, azúcar de coco y vainilla. Las manzanas le dan un punto de humedad a la tarta y el saborcito que coge el salteado con el azúcar de coco que le da un punto caramelizado es bastante brutal. Por lo demás es un bizcocho sencillo sin más complicaciones. Lo único importante es conseguir el azúcar de coco.

    El azúcar de coco se hace tostando la sabia de la flor de coco, con lo cual tiene un punto de tostado importante. Tiene un sabor especial, aporta mucho más nutrientes y fibra que el azúcar tradicional y sube mucho menos el azúcar en la sangre, todo ventajas! Os recomiendo pillarlo y empezar a probarlo pero ya. Yo lo suelo comprar online y lo venden en tiendas eco y herbolarios. Dicho esto os cuento de la tarta!

    Ingredientes

    • 2 tazas de harina de repostería
    • 1/2 taza de azúcar de caña integral
    • 1/2 taza de azúcar de coco
    • 1/4 de taza de aceite de oliva suave
    • 2 huevos
    • 1 taza de yogurt natural
    • 4 manzanas reineta
    • mantequilla
    • ron
    • 1 cucharadita de esencia de vainilla
    • 4 cucharadas de azúcar de coco (para el salteado)
    • 1 cucharadita de bicarbonato
    • 1 cucharadita de polvo de hornear
    • 1/4 de taza de leche de avena, almendras o de vaca si preferís

    Lo primero que vamos a hacer es preparar el molde. Yo usé uno redondo, desmontable, de unos 25cm de diámetro. Lo enmantequillamos y lo enharinamos y lo dejamos preparado. Vamos pre calentando el horno a 175ºC.

    Pelamos las manzanas y las cortamos en rodajas finas. En una sartén vamos a saltear las manzanas con un poquito de mantequilla, un chorrito de ron, 4 cucharadas soperas de azúcar de coco y una cucharadita de esencia de vainilla. Las salteamos bien a fuego alto y cuando estén bien hechas las dejamos reposar.

    Mientras en un cuenco mezclamos los huevos con la media taza de azúcar de caña y la media taza de azúcar de coco. Añadimos el yogurt y la media taza de leche de avena. En otro cuenco cernimos la harina, el polvo de hornear y el bicarbonato, le añadimos esto a la mezcla de los huevos y añadimos el aceite.Mezclamos todo bien hasta tener una masa bien homogénea. Si la masa queda muy seca le añadimos un poquito más de leche de avena, el azúcar de coco es bastante fibroso y puede hacer que la masa se quede muy seca.

    Preparamos el molde. Ponemos en el fondo del molde una capa de las manzanas bien extendida. Ponemos una capa de masa de bizcocho. Encima otra capa de manzanas y otra de masa y así sucesivamente dejando que se intercalen hasta terminar en la de encima con una de manzanas.

    Metemos al horno. Es una tarta bastante húmeda con lo cual toma su tiempo, en mi horno tardó una hora y 15 minutos aprox. Los últimos 15 minutos le puse un papel albal por encima para que no se quemara demasiado la capa de manzanas ya que estaba bastante dorada. El tiempo es estimado, ir probando con un palito hasta que salga sin masa y si veis que se dora demasiado ponéis el papel albal y dejáis que se termine de hacer tranquilamente.

    Dejarla enfriar bien antes de desmoldarla, como os digo yo usé un molde desmontable ya que es bastante más fácil en este tipo de tartas para no tener que darle la vuelta y que las manzanas se vayan al traste. Así que lo recomiendo bastante, si no tenéis uno poned sobre la capa de manzanas un poco de film untado en un poquito de aceite o un papel de horno antes de darle la vuelta para sujetar las manzanas y luego lo retiráis con cuidado. El resultado, una tarta con sabor a caramelo tostado, húmeda y que os puedo decir… Probadla!