Del Mar/ Intermedio, un poco más de trabajo

Falafel de garbanzos, atún y zanahoria empanizado en hojuelas de quinua.

Una comida de domingo, sin prisas y de varios pasos pero que valió la pena. El sábado estuvimos todo el día en la piscina y el resto de días del puente no habíamos comido en casa así que ya tocaba algo muy casero para compensar un poco tanta salida y tanto sandwich rápido. Es que con el calor da mucha pereza,  pero también compensa hacer el esfuerzo.

Lo bueno de estos falafel o especie de “hamburguesas” es que duran mucho y antes de freírlas se pueden congelar en paquetitos individuales y sacarlas sólo cuando queramos una. En este caso he hecho una mezcla de garbanzos, atún y fibra de zanahoria para el relleno, empanizadas en hojuelas de quinua por fuera.

Tuve toda la intención de hacer un falafel tradicional… pero la perdí por el camino y acabe con este mix. La explicación es simple, tenía fibra de zanahoria de haber preparado unos zumos con el extractor y quería aprovecharla y bueno acabo así. Voy paso a paso por que como también tenía plátano macho en casa añadí unos platanitos fritos al menú!

Aquí va…

Falafel

Ingredientes

  • 1 bote de garbanzos cocidos (3 tazas aprox)
  • 3 latas de atún claro pequeñas (si hacéis esto en Perú con 1 lata basta)
  • 1 taza de fibra de zanahoria  o de zanahoria rallada ( casi hecha puré y cruda)
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo en polvo
  • Hojuelas de quinua para empanar (o pan rallado en su defecto también podríamos usar salvado de trigo por ejemplo)
  • 1 Huevo
Muy simple. En la licuadora van los garbanzos, la zanahoria, un chorrito de aceite (mínimo), sal, pimienta y el ajo en polvo. Licuar hasta tener una pasta densa. Cuando este licuado añadimos el atún bien escurrido y mezclamos bien. Debe quedar una pasta densa como en la foto arriba.
Luego hacemos con la mano las hamburguesas o falafel y las reservamos. Cocemos la quinua unos 10 min. y la escurrimos bien. En un plato hondo batir un huevo y en otro colocar la quinua o pan. Calentar el aceite en la sartén.
Pasamos cada hamburguesa por huevo y luego por la quinua. Vamos friendo hasta que estén doradas. El aceite debe estar caliente pero a temperatura media, no queremos que se quemen. Es una vuelta y vuelta y fuera a un papel de cocina a que escurran el aceite sobrante.
Esto ya está!
Yo las puse con un poco de arroz Basmati blanco y un aguacate… simple. En el siguiente post os cuento lo de los platanos fritos… un placer.

You Might Also Like