Carnívoros/ Intermedio, un poco más de trabajo

Meat me… Redondo asado en cocotte.

imageimage

Me gusta la carne. Usualmente sólo como carne una o dos veces por semana, a veces incluso me paso un par de semanas sin probarla. Pero de vez en cuando (como ayer) me entra una necesidad carnívora que no puedo controlar y entonces necesito hacer una carne de estas, rojas, casi quemadas y muy  sabrosas. Luego puede que me pase unos días a verduras… pero estos días de antojo carnívoro no me los quita nadie.

Como me gusta la carne, me gusta cocinarla y mientras más a lo bruto, mejor. Ayer empecé con la idea de hacer un roastbeef pero entre la carnicería y mi cocina surgió un asado  en cocotte con salsa de cebolletas moradas y zanahorias.  A pesar de lo que puede parecer esto no tarda tanto ni es tan complicado pero vamos a la receta que tiene sus cositas…

image

Ingredientes

  • Redondo de ternera de 1kg
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal
  • Pimienta
  • Pimentón
  • Azúcar morena
  • Cilantro
  • Perejíl
  • Romero
  • Tomillo
  • Vinagre balsámico
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de agua
  • 1 zanahoria grande
  • 3 cebolletas moradas
  • Ajo en polvo

image

Lo primero, hay que marinar la carne. En un bowl mezclamos un chorro de aceite con la sal y la pimienta, todas las hierbas picadas muy finitas, el ajo, el pimentón, un chorrito de balsámico y 3 cucharadas soperas de azúcar. Un menjunje, como en la foto, colocamos la carne en el bowl y con un pincel lo cubrimos bien con esto por todos sus ángulos.

Lo dejamos reposar al menos una media hora.

Mientras pelamos la zanahoria y la cortamos a trozos, pelamos las cebolletas y las partimos por la mitad.

image

Ahora lo divertido. Ponemos un pelin de aceite en la cocotte o cacerola (grande)  y ponemos a calentar a fuego alto. Y digo alto… muy alto. Necesitamos que la olla esté muy caliente y que humeé. Va a humear bastante (yo tenía a mi novio al lado y creo que pensaba que iba a incendiar la casa)  Cuando esté humeando  y nunca jamás antes, metemos la carne (dejamos el menjunje en el bowl) sólo la carne y la doramos bien por todos sus lados ya que necesitamos sellarla y dorarla mucho por fuera. Esto va a ser un poco aparatoso hay que cogerla con un par de tenedores y rotarla bien por el aceite para que caramelice bien la parte de fuera y coja ese color tan bonito.

image

Ahora ya que tenemos la carne bien dorada y sellada bajamos el fuego a bajo. Cuando haya bajado un poco la temperatura de la olla añadimos el menjunje del bowl, añadimos las cebolletas y la zanahoria. Echamos el vaso de vino tinto y tapamos. Dejamos cocer a fuego bajo unos 20 minutos. Abrimos, la giramos y añadimos el agua. Tapamos y la dejamos allí unos 40 minutos a fuego bajito. Ir comprobando la carne de rato en rato. En la cocotte se hace bastante rápido pero dependiendo de la olla puede que tarde más. Cuando creamos que ya puede estar lista introducimos un cuchillo finito por el centro del redondo. Al sacarlo la parte del cuchillo que debería de estar al centro del redondo debe estar caliente, si la queremos más cruda sacarla cuando esté tibio. Si es así, ya esta listo.

Sacamos la carne, la colocamos en una tabla para cortarla y la salsa con las cebollas y las zanahorias la pasamos por la licuadora. Licuamos bien para hacer una salsa espesa y listo… podemos empezar el atracón carnívoro.

Esto se puede guardar varios días en la nevera sin problema… pero, usualmente no llega al día siguiente!

You Might Also Like