Fácil/ Teoría

Freír es un acto de amor


Esto no es una receta, es casi un manifiesto o más bien algunos consejos de cosas que he ido aprendiendo desde la primera vez que intenté freír (con el horror que me suponía) hasta llegar a este punto en el que me encanta hacerlo. Freír es un acto de amor. Eso es todo lo que se necesita para freír bien. Amor y paciencia.

La primera vez que intenté freír algo fue como una película de terror. Salpicaduras de aceite por todos lados, quemaduras, cosas quemadas y crudas por dentro, olor a chamusquina… En fin, os hacéis a la idea. A mucha gente le horroriza freír por este tipo de escenas pero en realidad en cuanto aprendes unos cuantos trucos es bastante placentero.

En este caso hice dorada, lo mismo vale para cualquier pescado o carne o lo que sea que queramos freír. No tengo un master en la materia pero estas son las cosas que he aprendido y que hacen que ahora mis pescaditos fritos estén de lujo!

  1. Las cosas pasadas por harina: Puede ser cualquier harina, usualmente uso trigo pero también he usado otros tipos con buenos resultados incluso he usado semolina y quinua. La harina, harina y huevo, harina y cerveza o cualquier tipo de empanado o rebozado protege la carne o el pescado del aceite y le deja esa corteza crujiente que es amor.
  2. La cacerola: Usar una cacerola en lugar de una sartén a mi me cambió la vida. Una cacerola no muy grande te permite tener más volumen de aceite y paredes más altas (menos salpicaduras). Si usas una sartén que sea grande y pon pocas piezas a la vez. Necesitan espacio.
  3. Pocas cantidades: Mejor freír de uno en uno o de 2-3 como máximo a la vez. Si metes todos a la vez se enfría el aceite, no tienen sitio y salpica todo más.
  4. Aceite a temperatura media: Yo lo pongo primero un poco más fuerte y luego lo bajo. Temperatura media constante para que no se queme por fuera y se quede crudo por dentro, es mejor que vaya despacito.
  5. Limpiar el aceite: Cada tanto si se ensucia mucho de restos de harina coger una cuchara y un colador y limpiarlo un poco.
  6. La sal después o en el rebozado.
  7. Papel de cocina: Básico, todo se pasa por papel para escurrir el aceite!
  8. Tiempo: Freír toma tiempo, hacemos poquitos, a temperatura no tan alta, vamos con paciencia hasta que freímos todo… Es un acto de paciencia y de estar observando, como te descuides y te pongas a otra cosa, quemado!
  9. Chisporroteo: El aceite debe chisporrotear. Para saber si está listo meter un trocito de pan o de patata a ver si lo hace. Si no, se os cocerá!
  10. Ponerle cariño!

Y esto es lo que os puedo contar de mi experiencia y mis trucos para freír. Con esto me quedan unos pescaditos fritos, milanesas y patatas que me hacen a mi ( y a otros) bastante feliz. Si tenéis algún truco, contadlo!

You Might Also Like