Intermedio, un poco más de trabajo/ Italia/ Vegetarianos

Lasagna de champiñones y calabacín

image

Es temporada de setas y hongos así que el otro día compré unos champiñones Portobello y unas setas shitake, Las shitake me las comí en un pollo salteado con soja que no tuve tiempo de fotografiar, pero los Portobello los estaba guardando para algo especial y hoy a tocado lasagna.

Aunque la lasagna más famosa sea la lasagna a la bolognesa, que es la de salsa de carne con tomate, no tiene por que ser siempre de carne con tomate ni siquiera tiene que llevar bechamel necesariamente, la lasagna puede ser de lo que queramos siempre que mantengamos 3 cosas básicas: Una buena pasta, abundante salsa y mucho queso.

La pasta es esencial para una buena lasagna, una buena pasta de lasagna lo cambia todo, sin una buena pasta tenemos una lasagna harinosa y gorda, recomiendo ampliamente invertir unos euros más en una buena pasta: Agnesi pasta de lasagna al huevo, encima no hay que pre cocer y es maravillosa, Barilla, también pero me gusta más la Agnesi.

Ingredientes

  • Pasta de lasagna instantánea (no necesita pre cocción)
  • Queso mozarella rallado
  • 2 dientes de ajo
  • Vino tinto
  • 1/2 cebolla blanca
  • Aceite de oliva
  • 1 calabacín no muy grande
  • Unos 8 hongos portobello grandecitos
  • Sal
  • Pimienta
  • Nata

Picar los dientes de ajo y la cebolla en trocitos y rehogar en aceite de oliva. Añadir los champiñones picados y el calabacín en rodajas. Añadir un chorrito de vino tinto, dejar cocer a fuego medio, cuando este todo cocido, añadir la nata, sal y pimienta. Dejar a fuego bajo un rato y separar.

Mientras calentamos el horno a 170ºC

Preparamos nuestra fuente de horno, mejor de cristal, y colocamos: capa de laminas de lasagna, así tal cual en el fondo. Una capa de la salsa que hemos separado, una capa de queso rallado. Otra vez, capa de pasta, capa de salsa, capa de queso, así hasta que acabemos con la salsa (en teoría deberíamos hacer 5 capas pero confieso que la hice de 4) Sobre la última capa de salsa que nos salga, no ponemos pasta sino una capa de queso que es el que se va a gratinar.

Listo, hacer lasagna es  fácil y rápido solo unos 35 minutos al horno y dejar reposar un poquito luego. No hay excusa para comprar lasagnas pre cocinadas de nevera!

image

image

image

You Might Also Like