Desayunos/ Dulces/ Fácil/ Imprescindibles

Bizcocho de mandarina con mermelada

_DSC4417_DSC4400Bueno entre pan y pan, que llevo un par de semanas intensas, también hay otras cosas como este bizcocho de mandarina con mermelada (de mandarina, claro). Es una variación de mi bizcochito tradicional y aunque de entrada no sabía muy bien como iba a quedar y mi chico estaba un poco reticente al respecto, la verdad es que quedo muy bien. Esto se podría hacer con cualquier otra fruta supongo (seguiremos explorando) pero ya que es temporada de mandarinas vamos a aprovechar, vamos por partes.

Ingredientes


_DSC4407
Mermelada

  • 1k de mandarinas
  • 1.5 taza de azúcar
  • 1/2 vaso de agua

Pelar y separar en gajos las mandarinas, guardar las cáscaras. En una cacerola poner a cocer las mandarinas con el agua y el azúcar. Dejar cocer a fuego lento. Cuando estén cocidas y se hayan deshecho la mayoría, pasar la minipimer y licuar. Ir probando para ver si está suficientemente dulce. La mermelada quedará un puntito amarga, pero que esté al punto de dulce que nos gusta. Añadir azúcar si vemos que nos falta y agua si se nos queda demasiado espesa. Pasar por un colador y dejar enfriar.


_DSC4395
Bizcocho

  • 2 tazas de harina repostera
  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 taza de semillas de amapola
  • 1/2 taza de leche
  • 1/4 taza de aceite de girasol o oliva suave (no virgen)
  • 1 yogurt natural
  • 2 huevos
  • mantequilla para el molde
  • la ralladura de 2 mandarinas

Mezclamos en un bowl la harina y el polvo de hornear. En otro, los huevos batidos, el yogurt y el azúcar y mezclamos bien. Juntamos ambos y añadimos la leche. Mezclar bien y añadir las semillas y la ralladura de mandarina, por último el aceite.

Enharinamos y enmantequillamos nuestro molde y metemos la masa, al horno 180ºc unos 45 min. Que esté bien hecho por dentro. Sacamos el bizcocho y lo dejamos enfriar en una rejilla. Cuando esté frío lo partimos por la mitad a lo ancho (como si fuéramos a hacer un bocadillo). Separamos las tapas y ponemos mermelada en el centro. Lo volvemos a juntar y lo dejamos reposar. La mermelada es un puntito amarga, pero queda genial con el dulce del bizcocho. Como os dije creo que se pueden hacer variaciones con otras frutas así que iré investigando. De momento está ha salido muy bien. El resto de la mermelada se puede guardar y en un pan de centeno está de muerte!


_DSC4405
_DSC4373

You Might Also Like