Complicado aunque vale la pena/ Imprescindibles/ Masas y Pan

Pan de camote (batata)

P1100967P1100971
Hoy os traigo un pan de camote o batata. Llevo tiempo queriendo hacer esto y este finde mientras mezclaba mi masa, por casualidades de la vida tenía un par de batatas cocidas al lado y no lo pude evitar… tenía que probar de meterlas a la masa a ver que pasaba. Así que después de algunas consultas técnicas, allí que fueron.

El pan de camote es bastante típico en Perú, somos país de tubérculos por excelencia y así como la patata, el camote también proviene de esos lares tropicales dónde se cultiva desde hace 8,000 años. Lo único es que el pan de camote en Perú es un pan muy dulce, más parecido a un brioche y no suele ser un pan de larga fermentación. Tenía ganas de probarlo en un pan de masa madre y ver el resultado… pues me declaro fan! Ha salido un pan con un color y un olor increíble, la miga es húmeda pero no demasiado, tiene un ligero sabor dulce pero tampoco demasiado dulce… es esponjoso y apretadito, vamos, que me ha conquistado!

El pan que hice es una miche de varias harinas del libro “El pan” de Jeffrey Hamelman, mi masa madre era de centeno integral, en lugar de centeno integral en la formula puse centeno blanco, añadí una batata grande cocida hecha puré a mano y reduje el agua de la formula a la mitad añadiendo un poco más de agua según iba necesitando la masa (la cantidad exacta… no la sé por que usé la infalible técnica del ojimetro y manometro). Cuando la vi ya manejable y a un punto de humedad intermedia, amasé un rato y allí que se fue a pasar la noche en la nevera. Al día siguiente salieron estos tres bonitos.

Os dejo la formula. Este pan está dando una semanita de puro amor panaderil y sólo puedo decir que ya cuenta con fans en sus filas!

IMG_20150211_121416
P1100973
P1100969

You Might Also Like

  • Mis panes del momento | MeKitchen
    Febrero 26, 2015 at 11:01 am

    […] del libro “El pan” de Jeffrey Hamelman y que es la misma receta que usé hace poco para el pan de camote. Esta receta me está dejando jugar bastante (lo cual me encanta). Una vez probado el camote, lo […]