Dulces/ Fácil/ Imprescindibles

Pie de manzana,arándanos y fresas

P1120101
P1120115
Hoy toca pie (o tarta, como queráis llamarle). Lo bueno de los pie´s es que son muy fáciles, son rápidos, están buenísimos y encima parece que te lo has currado un montón. Todo un win! Éste encima tiene la particularidad de ser hecho con una masa muy rápida y fácil de hacer. Es sin mantequilla y se hace en un plis sin necesidad de mucha historia, ni nevera ni nada. La receta de la masa es de King Arthur Flour, para el relleno podéis usar casi cualquier cosa, una mermelada, una compota de las frutas que se os ocurran o de chocolate, dulce de leche…en fin, poneos creativos. Yo lo hice con lo que tenía a mano. Una mermeladita rápida y listo! Es un postre-desayuno-merienda perfecto… cualquier momento vale para el pie. Aquí os dejo la receta original y abajo mi versión.

Ingredientes
Masa

  • 2 Tazas de harina de trigo blanca
  • 1/2 Cucharadita de sal
  • 1 Cucharadita de azúcar
  • 3/8 de Cucharadita de polvo de hornear
  • 7 Cucharadas soperas de aceite de girasol u otro vegetal (no de oliva)
  • 1/4 Taza de agua fría
  • 1 Huevo
  • Relleno

  • 4 Manzanas reineta grandes ( podéis usar cualquier manzana ácida)
  • Una taza de arándanos frescos
  • 2 Tazas de fresas troceadas
  • 1 Taza de azúcar
  • 1 Taza de agua
  • 1 Limón
  • Primero vamos a hacer la mermelada, pelamos las manzanas y las troceamos, las fresas bien lavadas y en trocitos y los arándanos. Ponemos es una cacerola la fruta, media taza de agua y el azúcar. Añadimos el zumo de limón y dejamos a fuego bajo que se haga, vamos removiendo de rato en rato para que no se pegue. Si vemos que se seca mucho vamos añadiendo más agua. Esto no tiene truco, es sólo tiempo e irlo mirando y removiendo hasta que tenga la consistencia de una compota y toda la fruta este bien cocida y un poco deshecha. Cuando esté hecha tenemos dos opciones. Dejarla con trozos, licuar “mal” o sea licuar por partes y dejar otras con trozos o licuarlo bien y dejarla como una confitura. Eso ya depende de vuestro gusto. Yo soy de la opción de licuarla “mal” y dejarle trocitos. Cuando esté lista la dejamos enfriar, lo que hará que se espese un poco.

    Mientras nuestra mermelada reposa y se enfría vamos a hacer la masa.

    La masa es como jugar con plastilina. Básicamente hay que poner todos los ingredientes (menos el huevo, reservadlo) en un bowl y mezclarlos. Mezclar bien hasta que tenga la textura de una plastilina y esté bien homogénea y listo.

    El siguiente paso es pre calentar el horno a 175ºC. Ahora coged el molde de pie (esta masa da para un molde mediano de unos 20-25 cm. de diámetro y su tapa (con tapa me refiero al enrejado de encima), si queréis podéis usar un molde más grande pero no os quedará masa para el enrejado, en ese caso duplicad la receta de la masa.

    Cogemos la masa. La dividimos en dos bolas. Las estiramos con un rodillo. La primera masa estirada la ponemos encima del molde y presionamos bien para que se pegue a la forma del molde. Llenad bien todo el fondo y presionar para subir por los bordes haciendo la forma del molde. Si os sobre sale mucho, con unas tijeras cortad el sobrante al ras del borde. La otra masa la estiramos sobre una tabla de cortar y con un cuchillo la cortamos en líneas paralelas de 1 cm de grosor aprox.

    Colocamos el relleno en el molde, llenando todo bien, hasta el borde. Con el relleno ya puesto colocamos las líneas haciendo el enrejado. Primero llenamos un lado de líneas paralelas y luego cruzando las líneas, el otro.

    Cogemos el huevo y lo batimos un poco y con esto pintamos la masa con un pincel. Lo metemos al horno. Unos 35-40 minutos hasta que veáis que la masa está doradita. Comprobadlo pinchando con un palillo pinchando en un lado del borde, debería salir seco.

    Listo, esto es todo, dejadlo enfriar y a disfrutar!

    P1120120

    You Might Also Like