Fácil/ Imprescindibles

Frijoles con verduras

frijol1

Hoy seguimos con la vuelta a la cocina que es casi como la vuelta ciclista en mi casa. Poniéndome al día e intentando tener comida hecha para toda la semana laboral.

Esto de tener que preparar la comida para el tupper de antemano es un poco pesado a veces y hay días de salir de casa corriendo con un aguacate y un tomate y otros (cuando hago los deberes) de salir con un buen plato de comida bajo el brazo. Una de las cosas que más cunde, mejor aguanta en la nevera y mejor se calienta en la oficina son las legumbres.

En este caso unos frijoles de Castilla, que se llaman así aunque son peruanos y son unas de las tantas legumbre que me traigo desde mi tierra en cada viaje. Son unas judías blancas pequeñitas y muy tiernas. Seguro que se pueden sustituir fácilmente por algunas de las judías locales. En este caso los hice como una especie de sopa con verduras y me han salvado la semana. Os lo cuento.

frijol2

Ingredientes

  • unos 4-5 puñados de judías o frijoles
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde alargado
  • 1 pimiento rojo alargado
  • 2 dientes de ajo
  • medio puerro
  • medio nabo
  • un par de judías verdes
  • 1 trocito de panceta
  • sal
  • aceite de oliva
  • agua
  • 1 cubito de caldo de verduras
  • frijol3

    Lo primero con las judías o frijoles es que hay que tener en cuenta que hay que ponerlos a remojar la noche anterior. Así que hay que planificarse. Una vez remojados al día siguiente los colamos y los lavamos un poco.

    Vamos a picar la zanahoria en rodajas, el ajo en trocitos, los pimientos sólo les quitamos los tallos y las pepitas, el nabo pelado y entero, el puerro en rodajas anchas.

    Calentamos un poquito de aceite, muy poco y sofreímos un poco el puerro con el ajo y la panceta, que dore un poco (así le vamos a dar sabor a esto). Luego añadimos el pimiento y le damos un poquito. Añadimos el resto de verduras, las judías y agua hasta que las cubra. Le añadimos el cubito de caldo de verduras y una pizca de sal y lo dejamos a su bola a fuego bajito, haciendo lo suyo.

    Como a media cocción les vamos a echar un vasito de agua fría. Cuando las judías estén hechas dejamos un ratito más reduciendo y listo. Esto casi se hace sólo. Es pura verdura y lo que os digo, un plato de batalla para aguantar bien la semana en la oficina!

    frijol4

    You Might Also Like