Complicado aunque vale la pena/ Desayunos/ Dulces/ Imprescindibles/ Masas y Pan

Masa maravilla parte II


Hoy os traigo la continuación al post de los Beignets.Como os conté en el post anterior, la masa maravilla permite hacer muchas cosas, la primera fueron los Beignets pero hoy os explicaré como hacer unos bollitos tipo suizos y unos rollitos de canela.

Como este post es una continuación tenéis que leer el anterior para hacer la masa, suponiendo que ya la tenéis hecha, la habéis sacado de la nevera y la habéis dividido en 4 partes como os ponía os explico que hacer para hacer estos bollos con dos de las partes que habéis separado. La ventaja de estos es que son horneados con lo que nos olvidamos de la fritura un rato y se pueden hacer varios a la vez así que menos laborioso y menos tiempo de trabajo. Os lo cuento.

Bollitos tipo suizos
Estos son los más fáciles. Con una de las partes de la masa lo que vamos a hacer es dividirla en trocitos de unos 30-40gr. Es importante pesar la masa para asegurarnos de que todos pesan lo mismo y así van a salir todos del mismo tamaño ya que si no al hornear nos dará problemas que unos sean más grandes que otros.

Partimos la masa en trocitos iguales y los boleamos (hacemos bolitas). En el post anterior os dejé un video maravilloso de como hacer las bolitas, así que ya lo sabéis. Ponemos un papel de horno en la bandeja del horno y vamos colocando las bolitas ordenadas en la bandeja. Podemos pintarlas con 1 huevo batido para que queden más bonitas y brillantes y ponerles azúcar por encima si las queréis en plan suizos.

Yo las hice así, minimalistas y estaban de muerte. Las dejamos ya preparadas en la bandeja del horno y esperamos a que leven, unos 40 minutos más o menos. Mientras eso pasa vamos pre calentando el horno a unos 180ºC.

Cuando hayan inflado un poco, van a hincharse pero tampoco tanto, las metemos al horno. Unos 20 minutos , cuando las veáis que ya tienen un color bonito, las sacáis y a enfriar en una rejilla. Están deliciosas, la masa es dulce pero no tanto como para no poder ser rellenadas de algo salado con lo cual dan mucho juego. aunque he de reconocer que la mayoría me las comí solas, así sin nada. Hacen unos desayunos perfectos!

Rollitos de canela
Para esta versión necesitamos:

  • mantequilla a temperatura ambiente (una media taza)
  • 1/2 taza de azúcar de caña
  • canela

Estos tienen un poquito más de trabajo, pero tampoco tanto. Volvemos a nuestra masa recién sacada de la nevera. Ponemos un poco de harina en la encimera, cogemos la parte de la masa para los rollitos y la estiramos con un rodillo hasta formar un rectángulo.

Mezclamos la mantequilla con el azúcar y la canela y hacemos una pasta. Esa pasta la vamos a untar en nuestro rectángulo de masa. Que quede bien esparcida por todo el rectángulo. Si nos queda poca, haced más, no pasa nada. Podemos hacer la mezcla sólo de azúcar, mantequilla y canela pero podríais añadirle cardamomo, pasas, algún otro fruto seco o lo que queráis.

Con la masa bien untada con cuidado vamos a hacer un rollo a lo largo de la masa. Como si hiciésemos un brazo gitano. Vamos enrollando hasta tener un rulo de masa. Una vez enrollado lo cortamos en trocitos de unos 2 o 3 cm. Cada trocito lo giramos y ya tenemos nuestro rollito.

Al igual que en el caso anterior ponemos un papel de horno en la bandeja y vamos colocando los rollitos. Dejamos levar unos 40 minutos. Pre calentamos el horno a 180ºC y listo, al horno unos 20-25 minutos. Cuando los veamos doraditos los sacamos y los dejamos enfriar en una rejilla y listo, ya tenéis rollitos de canela!

Estos rollitos muchas veces llevan un glaseado blanco por encima. Yo no se lo puse, creo que ya llevan bastante azúcar sin él y no lo encuentro necesario. Aun así si queréis ponerlo es una mezcla de azúcar glacé y agua o un poquito de limón, lo mezcláis bien y lo ponéis cuando se hayan enfriado. Con o sin glaseado están de muerte de ricos!

You Might Also Like