Fácil/ Imprescindibles/ Oriental

Ramen improvisado y como hacerte uno

Esto más que una receta es una formula. Es un ramen muy poco canónico y bastante de aprovechamiento pero por lo bueno que estaba creo que os puede dar muchas ideas para resolver cenas así que voy a lanzarlo. El ramen es una sopa de fideos de origen chino aunque la versión más popular en occidente sea la japonesa. Realmente el ramen llega a Japón por los años 50 como plato chino, es sencillamente una sopa de fideos. Tiene tres piezas clave, los men o fideos, la sopa, y el gu o acompañamiento que se añada al plato. Hasta aquí todo muy sencillo, ¿verdad?

Los fideos
Los fideos suelen ser de trigo o huevo y en el caso de los japos más anchos. Yo para este plato use unos udon de trigo que tenía en casa, de preferencia se usan frescos pero si no tenéis unos fideos secos orientales bastarán. Los fideos que suelen venir en los paquetes de ramen que venden instantáneo unos un poco ondulados o unos udon los conseguís en las tiendas de alimentación orientales y en muchos súper mercados también los tienen.

La sopa
Según el tipo de sopa o caldo que hagamos cambia el tipo de ramen. Personalmente creo que el caldo es lo que define un buen ramen de uno malo. Los tipos de sopa para ramen clásicos son estos.

Shōyu: Caldo de pollo, al que se le agrega un par de cucharadas de espesa salsa de soja al ser servida y rayu (extracto de pimiento rojo con óleo de sésamo) al gusto.
Tonkotsu: Hecha a base de huesos de cerdo, tiene bastante cuerpo y contenido graso.
Miso: Se prepara generalmente a base de pollo, y se mezcla con alguna variedad de miso al ser servida.
Shio: La más simple de todas las variedades, y en la que se siente la mayor influencia china.

Yo os propongo hacer un buen caldo de huesos con consistencia, si no tenéis el tiempo un buen caldo de pollo o ternera os funcionará también.

Gu
Acompañamientos. Podría ser cualquier cosa. Las opciones más comunes son huevos hervidos, encurtido de tronco de bambú, nori, wakame, rebanadas de cerdo, cebollín, naruto, kimuchi y verduras hervidas… Entre otras cosas. Verduras y trozos de carne suele ser lo más habitual. En base a que tengamos a mano o como nos guste más podemos tirar de cerdo, pollo, col, cebolleta, en fin… Aquí hay libertad!

Mi ramen de aprovechamiento
En mi caso tenía udon en casa. Había hecho un caldo de huesos y me sobró un poco de cochinillo asado de Segovia (sí, cochinillo al ramen y estaba de muerte). Mis acompañamientos fueron un huevo cocido y un poco de col,soja y ya. Sencillo y delicioso.

En mi caso hice un caldo de huesos de ternera y cerdo al que le añadí un montón de verduras y lo tuve en el fuego unas 4 horas. No lo hice para el ramen! Lo hice por que tiro mucho del caldo y me gusta hacer el mío. Creo que vale la pena hacer un buen caldo y guardarlo. Si os animáis vuestro ramen ganará mucho, si no, pues comprad uno bueno y que sea lo más natural posible.

Con el caldo hecho. Vamos a poner a cocer un poco de col en una cacerola con agua. Cuando esté cocida (no es necesario que se deshaga) la escurrimos y la reservamos. En otra cacerola cocemos el huevo o los huevos hasta que estén cocidos, los pelamos y los reservamos. Luego en una olla aparte vamos a cocer la pasta. La cocemos al punto y la escurrimos, también la reservamos.

Esto es un poco de ir por partes y luego juntarlo todo. Con todo eso preparado nos ponemos con la carne. En este caso como os digo tenía unos trozos de cochinillo asado que le quedaron geniales pero si no lo hubiese tenido mi opción habría sido unos trozos de cinta de lomo a la plancha o un poco de pollo salteado, podría poner también trozos de ternera salteada. Es importante que la carne esté en trozos comibles con cuchara y que esté salteada o asada, le va a añadir sabor al ramen. No es una sopa de pollo hervido de enfermo!

Con la carne lista juntamos en una cacerola el caldo, la col, la carne y la pasta. Añadimos un poquito de salsa de soja o de miso si os gusta. Servid y poned medio huevo cocido en cada plato, si tenéis cebolleta o cebollino, un poco picado por encima sería la pera y listo! Como veis este plato es más que adaptable! Y puede solucionar muchas cenas! Yo siempre suelo tener pasta oriental en casa para aprovechar cuando tengo un buen caldo y hacerme uno de estos, os lo recomiendo.

You Might Also Like