Browsing Tag:

sweets

    Desayunos/ Dulces/ Imprescindibles/ Intermedio, un poco más de trabajo

    Chiffon cake

    Os presento mi nueva adicción, el chiffon cake. Este bizcocho es la pera limonera de la vida. Es literalmente como comer una nube, es ligero, esponjoso, delicioso y fácil de hacer, os lo digo, todo el mundo necesita un chiffon en su vida! Si a eso le sumas nata montada casera y unas fresas ya… Bueno, el cielo!

    Este bizcocho del cielo lo inventa un tal Harry Baker en Hollywood allá por 1927, mantiene su receta secreta durante 20 años hasta que finalmente se la vende a General Mills que por suerte para el resto, la comparte con el mundo. Hay varias versiones de chiffon, unas con levadura química y bicarbonato, unas recetas enormes de 10 0 12 huevos…A mi me ha costado dar con una receta que fuera la perfecta para mi, que es sólo de 4 huevos con lo que sale un bizcocho pequeño (un molde de 17cm) que para dos es perfecta y que no lleve levadura. Esta receta es de un libro japo y funciona genial.

    Una cosa importante del chiffon es que necesita un molde especial.Yo al final me he comprado uno, pero la primera prueba la hice en un molde de bizcocho normal de los de agujero en el centro y con las paredes altas. Es importante el molde ya que primero no se engrasa para que la masa se pegue al molde se mantenga alto y por otro lado hay que ponerlo de cabeza para que no se baje y el molde de chiffon trae unas patitas para hacer esto, si no tiene patas también se puede hacer pero siempre se necesita un molde de agujero en el centro o de corona.

    Dicho esto que suena a complicado pero no lo es (en serio), os lo cuento.

    Ingredientes
    Para un molde de corona de 17cm

    Masa

    • 4 yemas de huevo
    • 30g de azúcar blanco (yo he usado integral sin problemas)
    • 65ml de leche
    • 55ml de aceite de girasol
    • 70gr de harina repostera
    • vainilla o ralladura de naranja * opcional

    Merengue

    • 4 claras de huevo
    • 60 g de azúcar blanco (también he usado integral sin problemas)

     

    Pre calentar el horno a 180ºc. Separar las yemas de las claras. Poner las yemas en un bol y añadir el azúcar batiendo con unas varillas hasta que se blanqueen las yemas. Aquí si queremos, podemos ponerle ralladura de naranja o esencia de vainilla, pero podemos no ponerle nada y está igual de rico. Luego sin dejar de remover con las varillas añadir la leche, el aceite y la harina hasta tener una masa bien homogénea y reservarla.

    En la batidora vamos a poner las claras a montar. Ponerlas a velocidad media hasta que espumen, añadir una parte del azúcar. Subir de velocidad y añadir poco a poco el resto del azúcar. Poner a velocidad máxima hasta que estén firmes. Las necesitamos bien montadas y firmes.

    Con esto hecho cogemos el cuenco de la masa de las yemas y el de las claras montadas. Vamos a mezclar ambos muy despacio y de a pocos. Ponemos sólo un poco de las claras montadas en el cuenco de la masa de yemas y revolvemos bien para soltar un poco la masa. El resto de las claras las vamos añadiendo poco a poco y con movimientos envolventes y lentos hasta que lo incorporemos todo y quede una masa homogénea. Es importante hacer esto despacio y de abajo hacia arriba para no quitar aire a las claras montadas, si lo batimos muy rápido y fuerte se van a deshinchar y no queremos eso, así que con amor y paciencia.

    Cuando esté bien incorporado lo ponemos en el molde, importante, sin engrasar! Si engrasamos el molde la masa no se sujetará a las paredes y se caerá el chiffon! Ponemos la masa, le damos un pequeño golpe contra la encimera para sacar burbujas grandes de la masa y lo metemos al horno unos 30-35 minutos.

    Importantísimo! No abrir la puerta del horno!Esto es como un soufflé si la abrimos, se desinfla…

    Cuando esté listo y doradito, hacemos la prueba del palito (uno largo que en bizcocho es alto) para ver que esté perfectamente hecho y lo sacamos del horno. Lo ponemos de cabeza. Si tenemos un molde con patitas genial, si no, ponemos una botella en el agujero del molde y se queda de cabeza perfectamente!

    Dejamos que se enfríe de cabeza para que no se aplaste. Una vez que se enfríe lo sacamos con mucho cuidado, es muy frágil, hay que pasar un cuchillo, de preferencia liso por los bordes y con cuidado lo volteamos. Le damos un golpe seco y debería salir sin problema.

    Al no engrasar el molde el bizcocho queda un poco desconchado, esto es normal y hay que ser muy pro para que salga perfecto y sin marcas… Así es el chiffon.

    Con esto, todo listo! El chiffon se bajará un poco con el paso del tiempo, puede que se caiga un poco a un lado, no pasa nada. Si queréis montar la fiesta, montar un poco de nata y comprar unas fresas y a disfrutar!