Fácil/ Imprescindibles/ Italia

Mar y fuego: Pasta con chipirones y Cayena

P1120123P1120128
Ayer era Domingo. Domingo es día de pasta. Lo dice la Biblia, la mía. No siempre se cumple, pero cuando se cumple, el resultado es un Domingo glorioso. Ayer fue un Domingo glorioso. Una pasta que no dejará a nadie indiferente, os lo aseguro. El ingrediente estrella, unos chipirones, congelados, simple. Unas guindillas de Cayena, un poco de panceta (el ingrediente secreto) y algunas cositas más. Es simple, rápida y el resultado… más cercano al cielo que cualquier otra cosa. La podéis variar, esta pasta funcionaría casi con cualquier bicho marino, podéis quitar la Cayena si os da miedo el picante, pero os recomiendo en todo caso bajarle la cantidad, no quitarla del todo, el efecto es brutal. Vamos con ella…

Ingredientes

  • Medio paquete de pasta larga ( yo usé linguini, de una buena marca)
  • 3 Ajos
  • 1/2 Cebolla blanca
  • 1 Paquete de chipirones congelados (unos 400gr.)
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 3 Guindillas de pimienta Cayena
  • Albahaca fresca
  • Mantequilla
  • Un trocito de panceta de unos 3cm
  • 2 Pimientos rojos largos
  • Leche
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Queso Parmesano o Grana Padano
  • P1120133

    Vamos… lo primero, hacer vuestra pasta. Llenáis la olla de agua, cuando hierva le añadís un puñado de sal (no me metáis aceite) y metéis la pasta, un minuto menos de lo que pone la caja exactamente. Esta eran 9, pues 8, al colador, un chorro de agua fría para que no se siga cociendo y a reservar.

    Descongelar los chipirones en un poquito de agua tibia, y les dais un lavado. Los escurrimos y los guardamos. Ahora, picar y pelar los ajos, muy finitos, la cebolla en cuadritos pequeños, los pimientos en cubitos, la panceta en cuadraditos y picar la albahaca en trocitos no tan pequeños. En una olla grande o wok, ponemos un trozo de mantequilla, un buen trozo, un bloque de unos 4 dedos de ancho. Ponemos a saltear los ajos, la cebolla y los pimientos, añadir la panceta. Mientras todo eso se sofríe, coger las guindillas y triturarlas en el mortero.

    Cuando el pimiento esté ya hecho, le añadimos un chorrito de aceite de oliva, esto con el fuego alto. Añadir los chipirones, la sal, la pimienta y saltear bien, añadimos la pasta y salteamos, añadir las guindillas, un chorro de leche y por ultimo la albahaca. Un par de vueltas y servir con queso rayado o en pirulos por encima!

    La pasta se terminará de hacer en el salteado, es por eso que la sacamos 1 minuto antes, es importante para que no se pase. Por lo demás es muy simple. Si queréis, aumentar o disminuir el picante al gusto o podéis cambiar los chipirones por algún otro bicho marino. Probad cosas! Este plato hace magia potagia y va a volver fan a todo el que lo pruebe, garantizado!

    P1120129

    You Might Also Like