Imprescindibles/ Muy fácil/ Vegetarianos

Crema fría de puerro y calabacín


Hoy os traigo una crema fría perfecta para el verano. Ya sé que tenemos el gazpacho, el salmorejo y la vichyssoise ( y esta parte de ella) Pero siempre se puede variar un poco y meter algo más de diversidad en la mesa ¿no?

Esta es una receta de esfuerzo mínimo y placer máximo, lo que viene a hacerla veraniega total. Un calabacín, un puerro y añadimos una patata, ajo ,albahaca y listo! Otra versión para combatir los infiernos. Se hace en 15 minutos y está buenísima. Yo la hice ayer junto a una ensalada de lentejas y un poco de pescadito frito y me monté un festival de domingo cualquiera.

Sencillez a tope. Cada día estoy más convencida de esto. Mientras más sencillo, mejor. Unos cuantos ingredientes, que todo esté lo más fresco posible y alguna que otra cosa para darle sabor. No se necesita mucho más, en serio.

Preparad un trozo de pan.


Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1 patata mediana
  • sal
  • pimienta
  • leche
  • aceite de oliva virgen
  • albahaca fresca
  • agua

Primero cocemos la patata, dejamos que se enfríe bien y la pelamos (En mi país las patatas se cuecen con piel y se pelan luego). Hecho esto cortamos el calabacín y el puerro en rodajas, no tienen que ser muy pequeñas. Ponemos un poco de aceite en una cacerola y sofreímos el ajo entero y sin piel, añadimos el puerro y el calabacín. Salteamos unos 8 minutos, lo suficiente para que el puerro se ablande. Sacamos del fuego y dejamos enfriar.

Es importante que tanto la patata como el puerro y el calabacín estén bien fríos o al menos ya templados.

Una vez que se hayan enfriado separamos un poquito del salteado de puerro y calabacín, muy poco, es para hacer un picadillo y ponerlo por encima de la crema. El resto junto con la patata lo metemos todo a la licuadora. Añadimos una taza de leche, sal, pimienta, un par de hojas de albahaca, un chorrito de aceite de oliva y licuamos. Añadimos agua si queda muy espesa hasta que tenga la consistencia que más nos guste.

Y ya. Vemos si está bien de sal. Metemos a la nevera un rato para que se enfríe bien.

La servimos con el picadillo de calabacín y puerro que hemos separado, un par de hojitas de albahaca y un chorrito de aceite por encima. Veréis que fiesta.

*Para una versión vegana cambiar la leche por una leche vegetal y listo!

You Might Also Like